… De las dificultades de tener una tienda online


Hola amigos,

Hoy os voy a hablar de mi experiencia como dueño, desarrollador, diseñador y principal actor de mi propia tienda en internet.

Como todos sabréis éste sector de actividad ha conocido un auge bestial en pocos años, pasando de ser una idea minoritaria a contar con cientos de tiendas desarrolladas tanto en Europa como en el resto del mundo (la mayoría en la madre patria del Tee shirt, EE.UU).

El caso es que yo decidí abrir la mía hace ya un año y medio, y con ello tuve que asumir una multitud de responsabilidades. Y hasta aquí. Mi objetivo no es contaros la historia de biticol.com sino contaros cuales son los mayores retos a los que te sueles enfrentar al adentrarte en le implacable mundo de la camiseta online: amig@, si lo que quieres es abrir una web más, o simplemente pasar el rato, lee esto:

– Proveedores: Encontrar buenos proveedores es fundamental… y muy difícil. Mi propósito no es echar tierra sobre una profesión, pero sí remarcar que deberían todos cumplir con tres puntos fundamentales: precios, calidad y plazos de entrega. Y la realidad me ha demostrado que ya es muy difícil que cumplan tan solo con 2 de estos.

Está claro que por otra parte las cantidades que se deben producir para no hundir nuestra tienda en stocks son bajas, y eso es un freno a la hora de encontrar el taller adecuado.

– Novedades: Un ritmo regular de novedades aseguran proyección, visibilidad, por lo que es también fundamental no decaer en ese sentido. Por otro lado las novedades tienen un coste y hay que asumir riesgos. Una buena planificación en ese sentido es una solución adecuada, sin dejar demasiados tiempos muertos entre producto y producto.

– Promoción: Visibilidad. Repito éste término por que es de lo más crucial. Internet no es una calle por la que pasa la gente, y tu web se puede perder entre la amplísima oferta si no la promueves. Publicidad en blogs, webs, noticias… toda la ayuda es poca. Pero también supone… costes.

– Desarrollo web: Contar con un buen equipo o solventar uno mismo ese punto, depende de la formación de cada cual. Una tienda online ha de evolucionar con el producto, con la clientela y su demanda y eso requiere apoyo. Yo he carecido de él durante largos plazos de tiempo y os puedo asegurar que suponen un freno muy importante a la actividad global de la tienda.

– Plazos: Vender en internet supone alargar en el tiempo un acto que naturalmente es mucho más inmediato. Por ello éste punto ha de ser tenido en cuenta para poder ofrecer un servicio aceptable de cara al cliente.

– Envíos: Correos sí, correos no, agencias, costes añadidos. Pedidos perdidos, encontrados, retrasos en la entrega, devoluciones y demás son cosas que ocurren. Incluso minimizando al máximo estas incidencias el tenerlas en cuenta permite no agobiarse cuando ocurren.

Si aún os quedan ganas de probar suerte en éste interesantísimo mundo (y espero que sí), o ya lo habéis hecho, os invito a compartir vuestra opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *