Ropa en spray

Siempre intentamos informaros sobre las últimas novedades en el mundo “camisetil”, pero creo que nunca os habíamos hablado del futuro de las camisetas. Pues bien parece que éste está en manos de un doctor español y un profesor inglés. Ambos llevan más de diez años trabajando en este proyecto que se presentó el pasado 20 de septiembre en en el Science in Style Fashion Show en Londres. El doctor Manel Torres y el profesor Paul Luckham del Departamento de Ingeniería Química del Imperial College de Londres, presentaron su su colección de ‘ropa pulverizada’ de alta costura, inspirada en la era victoriana y las siluetas arquitectónicas de edificios como el Museo Guggenheim de Bilbao, diseñado por Frank Gehry, y el Gherkin de Londres, diseñado por Norman Foster.


Aunque a muchos os pueda recordar a bodypainting poco tiene que ver. Es simplemente una camiseta que se ajusta totalmente al cuerpo. El líquido que se vaporiza puede conseguir diferentes texturas encima de la piel a través de varios tipos de enlace entre los materiales que forman las prendas. Su composición consiste en fibras de algodón, polímeros y solventes. Además después de dejar secar las prendas en la piel, se pueden sacar, lavar y volver a usar.

La moda será un gran escaparate para este invento pero sus descubridores no descartan que se pueda utilizar para otros campos cómo la medicina, las industrias químicas o la automoción. “La tela-spray podría usarse para poner vendajes de emergencia en quemaduras sin tener que aplicar presión, por ejemplo. O para aplicar medicinas directamente sobre las heridas”, comenta Luckham.


Pero no queda ahí la cosa porque más de 300 personalidades de la industria, la moda y los medios de comunicación se dieron cita en un desfile dónde las modelos desfilaron vestidas con esta ropa spray en el Style Fashion Show de este año.

Quién sabe si algún día acabaremos comprando sprays para vestirnos, eso sí creo que no han pensado que no todo el mundo tiene el cuerpo de estos modelos y que quizás ese ajuste perfecto al cuerpo no sea todo lo estético que debiera, pero no os preocupéis porque siempre nos quedará el imperio de Amancio Ortega y otras multinacionales que tardarán mucho en caer ante la “tela spray“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *