Billionaire Boys Club

Chicos billonarios. Justo en este tipo de público es en el que debió de pensar el rapero Pharrell Williams en 2005 al crear su marca The Billionaire Boys Club/Ice Cream junto al ícono japonés de la moda Nigo (a este ya le dedicaremos un post otro día), porque los precios rondan entre los 85 y 100 euros en las camisetas de algodón, así que mejor no os digo los que cuestan las sudaderas, chaquetas y otros complementos.


William Pharrell orgulloso de su marca a los pocos meses de su lanzamiento

Los diseños son buenos y la calidad os puedo decir que también porque he podido ver alguno de estos codiciados modelos en algunas tiendas del barrio de Ciutat Vella de Barcelona. Pese a todo, y estoy segura que estaréis de acuerdo conmigo, el precio a pagar por el “nombre” de su creador me parece excesivo, y más en España donde la mitad de la gente ni siquiera sabe quien es.






Sabemos que hip hoperos, lujo y excentricidad es todo un pack en sí mismo pero si Pharrell pretende que sus fans vistan con sus prendas no es porque se haya parado a pensar mucho en su economía. De todas maneras hay que decir que el chico al menos mira por el medio ambiente desde que fundará Bionic Yarn, una marca de tejidos ecológicos fabricados a partir de botellas de plástico y con la que no para de firmar colaboraciones con conocidas firmas de moda. La última, Timberland, que este mismo mes lanzará una colección de botas fabricadas con un tejido formado 50% por algodón orgánico, un 38% por plástico PET reciclado y un 12% por polyester de alta resistencia.
Eso sí, aunque el rapero tenga su lado verde no podemos olvidar que la cantidad de ceros de su cuenta corriente a veces le ciega la razón. Por eso os dejo este vídeo en el que patéticamente intenta que abran para su deleite y capricho un McDonalds en el aeropuerto de París por tener un antojo de hamburguesa. A base de 4 bailecitos y dos estrofas pretende, sin éxito, convencer a las pobres trabajadoras para que atiendan sus peticiones de divo del rap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *