¿Suit up o camiseta?

Hace tiempo os desvelaba cual era mi “nuevo héroe de las camisetas. Sheldon Cooper ese geek, nerd o cómo le queráis llamar antisocial y quisquilloso hasta la saciedad que aunque parece volver loco a quienes le rodean, desde el otro lado de la pantalla hace mucha gracia. Ahora esta etiqueta que le adjudiqué al fan número uno de Spiderman, peligra porque – pese a intentar evitarlo- otro personaje sin escrúpulos, cruel y, sobre todo, machista, se erige con fuerza cómo nueva inspiración en el mundo de las camisetas. Soltero empedernido, trajeado menos en los funerales y defensor de los ligues de una noche defiende el dinero, la amistad y su soltería por encima de todo. Supongo que a estas alturas muchos sabréis de quien estoy hablando…






Barney Stinson no es que sea la bondad personificada pero hay que reconocer que tiene su gracia y las tiendas de camisetas han visto en él otro filón para diseños con sus primas de single sin ataduras. La mayoría de los modelos que he podido encontrar tratan caricaturas del personaje, sus teorías y, sobre todo, sus míticas y polémicas frases que son memorizadas por un elenco de fans cómo si se trataran de las pautas a seguir por una especie de secta prosingles.


También os dejo un modelo con el que podéis seguir su primera regla de oro “Suit up“. Esperemos que pese a su supuesta admiración, muchos treinteañeros no tomen ejemplo de sus propuestas antiresponsabilidades, anticompromisos y antipaternidad porque eso sí que podría ser LEGEN…wait for it…DARY!

Sheen ¿vendedor de camisetas?

A marchas forzadas el nombre de Charlie Sheen se está convirtiendo en sinónimo de polémica, escándalos y carne de prensa sensacionalista. El último de todos ha acabado con la cancelación de la exitosa serie “Dos hombres y medio” una de las más seguidas en Estados Unidos. El actor fue despedido el pasado 7 de marzo la CBS tras varios avisos cuando insultó en un programa de radio al productor de la sitcom tachándole de “payaso”, “montón de mierda” y “un estúpido, un estúpido hombrecillo” al que no le gustaría parecerse.



Pese a lo patético de la situación de Sheen sigue acaparando portadas, horas de tele y merchandising varios. Por eso, hoy os acerco algunas camisetas que he encontrado online del actor de Hot Shots, a parte de algunas otras que él mismo viste.




Si soys seguidores de la serie, sabréis que su personaje es una imitación light de él mismo; mujeriego, alcóholico y con una moralidad un tanto dudosa. Por eso me ha hecho gracia encontrar esta tienda online donde presumen de tener las genuinas camisetas que viste Charlie en Two half men. Lo mejor, tienen el apoyo de Sheen que corrobora que estas camisas son las auténticas y para demostrarlo, os dejo un vídeo donde el actor viste las prendas de la marca en cuestión, llamada Da Vinci.

Charlie Sheen Davinci from AJ Johnson on Vimeo.

Parece que el ego y la verborrea están muy por encima de la codicia del actor. Charlie Sheen además de tener 15 millones de seguidores cada semana en la serie de la cual era protagonista, se había convertido en el actor de televisión mejor pagado del momento con un sueldo que rondaba los 27, 5 millones de dólares al año.

La vida es corta por DTS

Una figura mítica de la televisión de los 70 en Estados Unidos, un niño prodigio, cómico, aspirante a gobernador de California (compitiendo con Schwarzenegger en 2003 quedó séptimo) y una cara que, pese a que muchos no viviéramos su época de máximo esplendor, nos resulta muy familiar y simpática.



Por eso, hoy recordamos a Gary Coleman, uno de los grandes de la pequeña pantalla americana que falleció el pasado mayo con un diseño muy bueno de Dane Thompson (DTS). Un gran ilustrador de Pennsylvania del que podéis ver más ilustraciones, dibujos y otros diseños en su perfil de Facebook, Twitter, Flickr o de Bluecanvas, una comunidad de artistas online. No hay tienda donde puedas conseguir este modelo llamado “La vida es corta” pero si quieres saber por cuanto podrías tenerla en tus manos, ponte en contacto con Dane en alguna de las redes sociales que os he dejado más arriba.

Cómo último tributo y para todos aquellos que aún no le pongáis cara a Coleman, os dejo una secuencia de la serie que tan famoso le hizo hace más de 20 años; Different Strokes (Arnold en España) que protagonizó durante 8 años.

Revival de series

Volvemos con un recopilatorio de camisetas de 80’s tees, tienda online de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones. Hoy recuperamos la web para hacer un revival de series de los 80 y muchos y 90 y pocos, dónde no había ni tanto violencia gratuita, ni tanto sexo, ni tanto morbo, justamente todo lo que vende ahora. Pero precisamente ese es su mérito. Series más bien ñoñas, en las que los protagonistas siempre acababan aprendiendo algo al final del episodio y con los que te daba la sensación que todo siempre saldría bien, pero que aún así -y cuesta creerlo hoy en día- nos mantenían pegados a la pantalla.

¿Quién no se acuerda de Punky Brewster? Una niña un tanto rarita y excéntrica que solía vestir un calcetín de cada color y pañuelos atados a las piernas cómo si se hubiera hecho un torniquete improvisado. Aún así sólo puedo recordar cosas buenas de ella, obviando el capítulo de la boda del perro. Eso fue surrealista hasta para los que entonces contábamos con apenas 6 años de edad…

Transformers fue una coproducción estadounidense, japonesa y canadiense también del 84. Una empresa japonesa produjo primero a estos robots cómo un juguete para niños masificándolo después a través de la pequeña pantalla. No les debió ir mal el tema porque las películas han llegado hasta nuestros días.

Ni grandes guiones, ni personajes trabajados, ni siquiera tensión en sus tramas, pero Salvados por la campana tenía algo que enganchaba. ¿El protagonista quizás? La serie original tubo sus seguidores pero la continuación en la universidad y alguna que otra película dejaron completamente en el olvido a los que fueron pioneros de las series teens que hoy siguen triunfando.

Poco recuerdo de este personaje más que la canción “A Capitán Planeta hemos de obedecer…” y os juro que lo intentaba seguir sus consejos, pero era mucho más fácil reciclar cuando tenías uno de los poderes de sus protagonistas. Nunca tubo demasiado en cuenta a los niños de a pie que sólo disponíamos – con suerte- de contenedores de reciclaje.

En la camiseta falta Chop (creo) pero todos recordaréis a la pareja de ardillas investigadoras. Chip y Chop dejó de producirse en 1990 pero la emisión de reposiciones duró unos añitos más en nuestras pantallas.

Cómo puede ser que siempre viera a esta serie cómo viejuna? Seinfeld es descrita como una comedia acerca de nada, y aunque no fuera una fiel seguidora poco recuerdo de ella, sólo que era de humor y que se llegaban a situaciones totalmente cómicas gracias, en parte, a Cosmo Kramer, el protagonista de esta camiseta.

Ahora son dos celebrity’s hollywoodienses sin oficio reconocido pero en sus inicios fueron la adorable Michelle Tanner, la pequeña de la familia protagonista de Padres Forzosos (Full house, me encantan las traducciones literales en los títulos). Una serie que empieza con una tragedia familiar, cómo es la muerte de la madre, y que capítulo tras capítulo pretende darnos lecciones de moral. No sé por qué pero también la seguía con entusiasmo.

Un poco más tardía que el resto pero una de las primeras series de suspense con calidad (juntamente con Twin Peaks). Expediente X siempre buscando la verdad “ahí fuera”, investigando posibles conspiraciones del gobierno pero, sobre todo, a la expectativa de que pasara algo entre Mulder y Scully, ¿al final pasó?

Y de postre esta camiseta de Shirtcity con el inolvidable Carlton Banks, lástima que no esté bailando a lo Tom Jones. No sé para vosotros pero a para mí es una de las imágenes cómicas que con más cariño recuerdo de la pequeña pantalla de los 90.

El nuevo héroe de las camisetas

Desde hace algunos meses tengo un nuevo héroe. Es extremadamente maniático, antisocial, frío y calculador,hipocondríaco, e insistente hasta la saciedad cuando no consigue de ti lo que quiere, pero pese a todo es sin duda, un nuevo mito geek . Si alguno de vosotros es un fan de él tanto como yo seguro que ya sabéis de quien estoy hablando, en caso contrario tengo el honor de presentaros a Sheldon Cooper, doctor en física teórica con un CI de 187 y uno de los protagonistas de la serie “The Big Bang Theory”.



Superhéroes, zombies, criaturas fantásticas y mucha ironia en cuanto a leyes físicas son las estampaciones que suele llevar Sheldon en sus camisetas. Un niño grande que aún sigue haciendo caso a su religiosa madre cuando le dice que no tome café. Pero ¿quién puede resistirse a sus opiniones cuando te da una lista de diez páginas sobre ventajas e inconvenientes?

Manías de un genio. Así se podría definir los mensajes que irradian estas camisetas. Sheldon estudió durante días cuál era el sitio ideal para aposentarse en sus horas de ocio hogareño. Tras una exhaustiva búsqueda hayó su infranqueable “lado del sofá”. Ni muy luminoso, ni muy sombrío, ni frío, ni caliente, cerca de todo pero no demasiado…y así con un sinfín de ventajas que seguro que anota en una libreta con el logotipo de Batman, su héroe favorito.

La otra camiseta es buena muestra de una de sus manías de su transtorno obsesivo compulsivo. Tendríamos que investigar que otros síntomas padece pero este es sin duda de lo más insoportable a la par que entrañable del personaje. La simpática rutina consiste en picar siempre tres veces a la puerta a la vez que acompañas con cada repiqueteo el nombre de la persona que estás buscando. Sin duda, Penny es la más perjudicada al ser la vecina de enfrente.

Star Treck, la serie favorita de Sheldon también le ha servido de inspiración para extender entre sus amigos una ampliación del típico juego de niños “piedra, papel, tijera”. En dicha versión del juego además de los gestos de toda la vida se incluyen “Lagarto” y “Spock”. Cada uno de vosotros, como buenos geeks que espero que seáis, tendrá que saber el órden de valor de cada uno de los gestos. Las tres camisetas las puedes encontrar en Shirtcity por 13,90 euros.

Por último y para que no se diga que tengo favoritismos – cosa inevitable – os enseñaré algunos llamémosles “particulares complementos” que utilizan o visten el resto de personajes de BBT. Cortinas de ducha con la tabla periódica para repasar mientras te pones champú, sábanas de Star Wars para dormir entre las estrellas o los inimitables cinturones de nuestro amigo Howard el desesperado sexual de BBT. Si quieres alguno de estos objetos que darán a tu casa un tono de aquello más freak clica encima y podrás encontrar su venta online.


Cómo dice mi nuevo héroe este es “un mundo real de gente común, viviendo sus vidas incoloras y ordinarias vidas” así que al menos riámonos de él y formemos parte de su reducido mundo – no olvidemos que cuando sus amigos rompen alguna de sus estrictas reglas se les asigna un strike y al tener tres, quedan desterrados de su vida durante un año a menos que realicen un curso impartido por él, al que se puede asistir modo online. Y así manías y curiosidades hasta la saciedad que puedes seguir en la serie online (Antena Neox también los emite pero sin ningún tipo de orden lógico) en la que tantos os veréis identificados, no hace falta que lo neguéis 🙂

Seguiría así durante horas y es que la complicada y superdotada inteligencia de Sheldon da para ríos de tinta pero dudo que mi pasión sea compartida por todos y cada uno de vosotros, así que esto se me antojará sólo como un aperitivo. Para dejar buen sabor de boca acabo con un vídeo que puede resumir la esencia de la serie, obviamente y como todo freak que se precie en versión original para que podáis captar al auténtico Sheldon.