televisión

La vida es corta por DTS

Una figura mítica de la televisión de los 70 en Estados Unidos, un niño prodigio, cómico, aspirante a gobernador de California (compitiendo con Schwarzenegger en 2003 quedó séptimo) y una cara que, pese a que muchos no viviéramos su época de máximo esplendor, nos resulta muy familiar y simpática.



Por eso, hoy recordamos a Gary Coleman, uno de los grandes de la pequeña pantalla americana que falleció el pasado mayo con un diseño muy bueno de Dane Thompson (DTS). Un gran ilustrador de Pennsylvania del que podéis ver más ilustraciones, dibujos y otros diseños en su perfil de Facebook, Twitter, Flickr o de Bluecanvas, una comunidad de artistas online. No hay tienda donde puedas conseguir este modelo llamado “La vida es corta” pero si quieres saber por cuanto podrías tenerla en tus manos, ponte en contacto con Dane en alguna de las redes sociales que os he dejado más arriba.

Cómo último tributo y para todos aquellos que aún no le pongáis cara a Coleman, os dejo una secuencia de la serie que tan famoso le hizo hace más de 20 años; Different Strokes (Arnold en España) que protagonizó durante 8 años.

Revival de series

Volvemos con un recopilatorio de camisetas de 80’s tees, tienda online de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones. Hoy recuperamos la web para hacer un revival de series de los 80 y muchos y 90 y pocos, dónde no había ni tanto violencia gratuita, ni tanto sexo, ni tanto morbo, justamente todo lo que vende ahora. Pero precisamente ese es su mérito. Series más bien ñoñas, en las que los protagonistas siempre acababan aprendiendo algo al final del episodio y con los que te daba la sensación que todo siempre saldría bien, pero que aún así -y cuesta creerlo hoy en día- nos mantenían pegados a la pantalla.

¿Quién no se acuerda de Punky Brewster? Una niña un tanto rarita y excéntrica que solía vestir un calcetín de cada color y pañuelos atados a las piernas cómo si se hubiera hecho un torniquete improvisado. Aún así sólo puedo recordar cosas buenas de ella, obviando el capítulo de la boda del perro. Eso fue surrealista hasta para los que entonces contábamos con apenas 6 años de edad…

Transformers fue una coproducción estadounidense, japonesa y canadiense también del 84. Una empresa japonesa produjo primero a estos robots cómo un juguete para niños masificándolo después a través de la pequeña pantalla. No les debió ir mal el tema porque las películas han llegado hasta nuestros días.

Ni grandes guiones, ni personajes trabajados, ni siquiera tensión en sus tramas, pero Salvados por la campana tenía algo que enganchaba. ¿El protagonista quizás? La serie original tubo sus seguidores pero la continuación en la universidad y alguna que otra película dejaron completamente en el olvido a los que fueron pioneros de las series teens que hoy siguen triunfando.

Poco recuerdo de este personaje más que la canción “A Capitán Planeta hemos de obedecer…” y os juro que lo intentaba seguir sus consejos, pero era mucho más fácil reciclar cuando tenías uno de los poderes de sus protagonistas. Nunca tubo demasiado en cuenta a los niños de a pie que sólo disponíamos – con suerte- de contenedores de reciclaje.

En la camiseta falta Chop (creo) pero todos recordaréis a la pareja de ardillas investigadoras. Chip y Chop dejó de producirse en 1990 pero la emisión de reposiciones duró unos añitos más en nuestras pantallas.

Cómo puede ser que siempre viera a esta serie cómo viejuna? Seinfeld es descrita como una comedia acerca de nada, y aunque no fuera una fiel seguidora poco recuerdo de ella, sólo que era de humor y que se llegaban a situaciones totalmente cómicas gracias, en parte, a Cosmo Kramer, el protagonista de esta camiseta.

Ahora son dos celebrity’s hollywoodienses sin oficio reconocido pero en sus inicios fueron la adorable Michelle Tanner, la pequeña de la familia protagonista de Padres Forzosos (Full house, me encantan las traducciones literales en los títulos). Una serie que empieza con una tragedia familiar, cómo es la muerte de la madre, y que capítulo tras capítulo pretende darnos lecciones de moral. No sé por qué pero también la seguía con entusiasmo.

Un poco más tardía que el resto pero una de las primeras series de suspense con calidad (juntamente con Twin Peaks). Expediente X siempre buscando la verdad “ahí fuera”, investigando posibles conspiraciones del gobierno pero, sobre todo, a la expectativa de que pasara algo entre Mulder y Scully, ¿al final pasó?

Y de postre esta camiseta de Shirtcity con el inolvidable Carlton Banks, lástima que no esté bailando a lo Tom Jones. No sé para vosotros pero a para mí es una de las imágenes cómicas que con más cariño recuerdo de la pequeña pantalla de los 90.

Camisetas de “Alguna pregunta més”

Si te suenan frases cómo “Se va habé un follón que no sabe ni donde sa metío, “Que me den pa’l piso” o “La verdá ez que nunca mhabía preguntao ezo” es que tienes la suerte de conocer el programa “Alguna pregunta més“, si no hoy te presento uno de los mejores espacios que, en mi humilde opinión cómo espectadora, existen en la parrilla televisiva española.

APM se emitió por primera vez el 14 de julio de 2004 en TV3 y hoy en día es ya un fenómeno social – y lingüístico – para gran parte de los jóvenes catalanes y que cuenta con más del 20% de share cada martes por la noche. Media hora de los mejores cortes de la televisión con unos montajes que ya han pasado a la historia cómo momentos grandes de la pequeña pantalla. Si queréis echarle una ojeada os dejo alguno de los muchos clips que podéis encontrar en Youtube para ir abriendo boca, o si lo preferís tenéis su propio canal en la site de vídeos.

Y una prueba más del poder de las camisetas queda patente en una de las nuevas secciones del programa “Homo APM“, un personaje que se dedica a ir soltando las frases más conocidas del programa esté donde esté; en una boda, en un partido de fúbtol, en medio de la calle… Homo APM ha sido el primero en vestir la moda APM; camisetas con los personajes más representativos de este espacio televisivo que ya se piden a gritos desde diferentes redes sociales.





Pero además de estas camisetas, que créemos que aún no se comercializan, hay otras versiones que ya puedes encontrar en tiendas online como Shirtcity u Ovolution Shirtfactory. De momento podemos encontrar pocos modelos pero no dudo que si el fenómeno APM sigue más tiempo – y así lo espero – las camisetas de sus gags triunfen tanto cómo el programa. Porque digo yo que aunque haya crisis un caprichito aún nos podremos dar y si no siempre nos quedará “a robar carteras“! 🙂