Nigo; moda de culto para los japoneses

Hace algunas semanas os hablábamos del divo hip hopero Pharrell que por triunfar en la música con su grupo N.E.R.D se autoproclamó diseñador de éxito y con derecho a vender camisetas de algodón a 100 euros, tan sólo porque él pensó que su nombre lo valía. Hoy nos vamos a la otra punta del mundo donde hay un fenómeno parecido pero a mucha mayor escala; A bathing bape. Y es que llevar una prenda Bape (cómo la llaman sus devotos seguidores) es símbolo de elitismo en el país nipón, donde los jóvenes siguen las modas con un fanatismo extremo.



A diferencia de Pharell, quien a su vez se asoció con el creador de Bape, Tomoaki Nagao ( más conocido cómo Nigo) en su firma Billionarie Boys Club, el japonés primero fue diseñador y después amplió su negocio a muchos más ámbitos. Peluquerías, tiendas de juguetes, una galería de arte, un café y finalmente un sello discográfico bajo su imperio triunfan en oriente. A día de hoy día tiene más de 20 locales entre Japón y Estados Unidos y ya ha hecho su primera incursión en Europa con una tienda en Londres abierta hace un par de años.



La exclusividad es uno de los puntos fuertes de la marca, aunque creo que hay cosas que sólo pueden pasar en Japón, cómo que en algunos locales se aplique la política de sólo una prenda por persona o que en otras te tengas que preinscribir vía online para después poder hacer tu compra. Lejos de lo que podéis pensar, el creador de Bape es una persona tranquila, tímida y sin ningún afán de protagonismo. Os dejo muestra de ello en este vídeo donde también podéis ver parte de su éxito en un reportaje que le dedicó la BBC.

Los comentarios están cerrados.